Menú Principal
8 de marzo de 2018

Salud y Defensa firman convenio de cooperación para situaciones de emergencia y desastres

Santiago, 8 de marzo de 2018.- El Ministerio de Salud y el Ministerio de Defensa firmaron un Convenio Marco de Cooperación cuyo objetivo es establecer pautas de cooperación y coordinación recíproca para el cumplimiento de sus respectivos roles en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil, ante situaciones de emergencia, desastres y catástrofes.

La Ministra de Salud, Carmen Castillo y el Ministro de Defensa, José Antonio Gómez, sellaron el acuerdo que permitirá consolidar el desarrollo y fortalecimiento de capacidades de respuesta de los diferentes equipos humanos, científicos, técnicos y operativos, necesarios para poder enfrentar estas situaciones en que nuestra población se ve amenazada o requiere ponerse de pie.

La Secretaria de Estado planteó que “la tarea de defender el derecho de las personas a acceder a una atención de salud digna y oportuna no cesa frente a eventos de calamidad pública. Nuestra responsabilidad como funcionarios públicos y trabajadores del sector Salud es proteger la vida y la salud de las personas”.


Agregó que el Ministerio de Salud durante el último período ha puesto énfasis en fortalecer al sector en el ámbito de la Gestión de Riesgos de Desastres, “entendiendo que una buena respuesta debe ir acompañada de una adecuada preparación, sin embargo este camino no lo podemos hacer solos, requerimos una respuesta país, donde las instituciones del Estado trabajemos de manera conjunta”.

De acuerdo a la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgos de Desastres (UNISDR), Chile se encuentra dentro de los 10 países del mundo con más gasto por desastres naturales dentro de los últimos 20 años. Mientras que un catastro realizado por el Ministerio del Interior reveló que en los últimos tres años se produjo el 43 por ciento de los desastres naturales registrados desde 1960 y 30 emergencias significativas, de las cuales 13 se concentran en el período comprendido entre abril del 2014 y febrero del 2017.

La Ministra Castillo concluyó que “la respuesta ante estos eventos debe comprender el más amplio espectro de cobertura a necesidades que surgen tras la ocurrencia de eventos adversos, siendo el ámbito de la vida y la salud la que debe primar desde los primeros momentos hasta acercarnos lo más posible a la vida cotidiana”.