Menú Principal
23 de noviembre de 2017

Ministerio de Salud reitera recomendaciones para prevenir el virus Hanta y refuerza disposición de suero hiperinmune para tratar la enfermedad

La Ministra de Salud, Carmen Castillo, junto al Subsecretario (s) de Salud Pública, Cristian Herrera y la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, entregaron cartillas informativas a los viajeros del Terminal San Borja reiterando las recomendaciones para prevenir el contagio del virus Hanta.

Junto a lo anterior, la Secretaria de Estado informó que se reforzó la disposición de suero hiperinmune para tratar la enfermedad. El suero hiperinmune que se utiliza en el sistema público en Concepción, también “está disponible en Santiago, en el Hospital del Tórax, especialmente”, sostuvo.

En la oportunidad, las autoridades mostraron a los pasajeros una serie de ejemplares de ratones, incluyendo al “ratón cola larga”, para facilitar la identificación del roedor que puede ser portador de la enfermedad.

La Ministra Castillo recordó que “todos quienes viajen a zonas campestres deben tomar ciertas medidas, evitando por ejemplo, acampar en lugares donde haya maleza; guardar bien los alimentos; y si tenemos basura, cubrirla adecuadamente para evitar que los ratones vayan a acceder a estos desechos”. Asimismo destalló que “si abrimos una cabaña que ha estado muchos meses cerrada, hay que ventilarla primero y después rociarla, si es posible, con agua con cloro para evitar que tenga en la superficie algún riesgo de contagio”.

SE DESCARTAN NUEVOS CASOS
Durante la jornada, la Ministra descartó la aparición de nuevos casos de virus Hanta. “Ninguno de los jóvenes estudiantes identificados como posibles casos de Hanta se confirmó. Todo lo contrario, todo indica que se trata de una enfermedad de transmisión alimentaria, pero las medidas se tomaron igual, dado que a la Clínica a la que llegaron, sospechó (un probable contagio) y se tomaron todos los protocolos como corresponden”, explicó la autoridad.

Consultada por un caso sospechoso en la clínica INDISA, la titular de Salud agregó que “no hay ningún otro caso sospechoso al día de hoy. Lo que sí tenemos es un sistema de salud en alerta para la mejor pesquisa, porque podemos contarles que en años anteriores, cuando teníamos casos de Hanta Virus, más del 50% fallecía. Al día de hoy alcanza un 27%”.

En ese sentido, el Subsecretario (s) Herrera destacó que la letalidad de la enfermedad ha disminuido “en parte gracias a la forma adecuada de pesquisarlo, a que los tratamientos son oportunos y también porque hemos adquirido equipos de circulación extracorpórea que han sido muy importantes y salvadores de vida en las localidades donde mayor posibilidad tienen de contagiarse las personas”.

Añadió que “para los colegios que viajan de giras de estudio o de camping, lo principal es que contacten lugares que estén habilitados, que tengan la autorización sanitaria y por ende, cumplan con las medidas de precaución que se piden desde las Secretarías Regionales Ministeriales de Salud “.

MEDIDAS PREVENTIVAS
El Hanta es una enfermedad infecciosa aguda, habitualmente grave, que puede ser mortal, presente en Chile desde la década de los 90. Se trata de una enfermedad estacional, de meses cálidos. En lo que va corrido del año 2017 se han confirmado 81 casos de Síndrome Cardiopulmonar por Hantavirus (SCPH).

 Recomendaciones:
Al interior de las viviendas:
• Sellar con materiales resistentes (acero, cemento, etc.) todas las aberturas por donde puedan ingresar roedores.
• Eliminar elementos de desuso, que puedan servir como refugio a los roedores.
• Realizar una buena disposición de basura, a través de tarros cerrados con tapa.
• Mantener alimentos almacenados en envases herméticos.
• No mantener restos de alimentos, incluidos los de mascotas, al alcance de los roedores, lavando en forma inmediata lo utilizado y disponiendo los residuos correctamente en tarros de basura.

Exterior de viviendas
• Previo al ingreso de lugares que han permanecido cerrados, se recomienda ventilar por 30 minutos, abriendo puertas y ventanas. Posterior a esto, rociar con solución de cloro para evitar la formación de aerosoles.
• Mantener despejado, limpio y libre de elementos que sirvan de alimento o refugio para roedores todo el perímetro de la vivienda.
• Desmalezar y mantener el pasto corto, en un perímetro de 30 metros alrededor de la vivienda. 7 días previos a esta acción, se recomienda desratizar el perímetro de la vivienda, para evitar migraciones de roedores al interior de esta.
• Al igual que al interior del domicilio, se debe disponer la basura en tarros debidamente cerrados. Si no hay posibilidad de recolección, se recomienda enterrarla diariamente en lugares alejados de la vivienda y cubiertos a lo menos por 30 cm. de tierra.
• Mantener protegidas las fuentes de abastecimiento de agua. Si no es potable, siempre utilizarla hervida.
• Mantener bodegas (granos, leña, paja, herramientas, etc.), a no menos de 30 metros de la vivienda y bien ventiladas.

En el campo y en el camping
• Transitar por senderos o caminos habilitados. No internarse en lugares con vegetación abundante.
• Evitar recolectar frutas silvestres o leña.
• Acampar en lugares abiertos, donde no existan evidencias de roedores. Siempre ir a camping autorizados.
• Aplicar medidas de control de roedores dentro de campamentos (forestal, agrícola, entre otras).
• Utilizar carpas con piso y enteramente selladas. Limpiar el área donde se desea acampar.