Menú Principal
7 de abril de 2015

El resguardo de la inocuidad alimentaria de los productos alimenticios abastecidos por CENABAST

alimentos

  • En el Día Mundial de la Salud, el llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es a fomentar las medidas destinadas a mejorar la inocuidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena de producción.

Esta jornada se conmemora el Día Mundial de la Salud, fecha en la que la Organización Mundial de la Salud (OMS), busca concientizar a los países y a los distintos actores de la cadena de producción alimentaria, a compartir las responsabilidades en el cuidado y sanidad de los alimentos.

En ese contexto, en su rol de abastecedor del  Programa Nacional de Alimentación Complementaria (PNAC) y Programa Alimentación Complementaria del Adulto Mayor (PACAM), la Central de Abastecimiento resguarda la inocuidad de los productos a través de diferentes exigencias.

En particular las acciones encaminadas a velar por la máxima seguridad posible de los alimentos de dichos programas dicen relación con verificar el cumplimiento del Reglamento Sanitario de los Alimentos (DS 977/96), de  las bases técnicas elaboradas por el Ministerio de Salud y de las  Bases Administrativas que rigen los procesos licitatorios de CENABAST.

A lo anterior, se añaden los sistemas de gestión de calidad que las empresas productoras aplican para asegurar la inocuidad de los alimentos elaborados en sus plantas, lo que involucra las materias primas, productos en proceso y de aquellos terminados para su distribución.

Además, antes de cada distribución, las empresas productoras deben hacer llegar los certificados de control de calidad de parámetros microbiológicos, evaluación sensorial, humedad y hermeticidad de cada producto, los cuales son visados por el departamento Técnico de Cenabast.

A dichos controles, se suman otros realizados durante la distribución, y que implican verificar el cumplimiento de la composición química y de nutrientes, y el cumplimiento de los parámetros físico- químicos especificados para cada producto.

Todo esto con el fin de garantizar productos inocuos y de calidad conforme con las exigencias detalladas en las Bases Técnicas del Ministerio de Salud.