×
Iniciar Sesión
Menú Principal

Programa de Alimentación Complementaria para el Adulto Mayor (PACAM)

Este programa permite el acceso al adulto mayor a la entrega de alimentos fortificados con micronutrientes, para mantener y mejorar su estado nutricional y mejorar su calidad de vida.

El beneficio es un componente del programa de salud del adulto mayor y se vincula con otras actividades de medicina preventiva y curativa: promoción del envejecimiento saludable, mantenimiento y mejoramiento de la funcionalidad física y psíquica.

De este modo se convierte en un instrumento de las acciones de protección de la salud, más allá del ámbito estrictamente nutricional.

¿A QUIÉNES VA DIRIGIDO?

Beneficiarios y beneficiarias del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) mayores de 70 años.

Adultos mayores de 65 años en tratamiento antituberculoso y posterior al alta de tuberculosis.

Beneficiarios y beneficiarias del Subsistema de Seguridades y Oportunidades (Ingreso Ético Familiar) mayores de 65 años.

Adultos mayores de 60 años beneficiarios y beneficiarias del Hogar de Cristo, que son atendidos en la Atención Primaria de Salud

👴➡️Entregar un complemento alimentario especialmente diseñado para el adulto mayor acorde a sus necesidades.

👴➡️Contribuir a prevenir y tratar las carencias nutricionales del adulto mayor.

👴➡️Contribuir a mantener o mejorar la funcionalidad física y psíquica del adulto mayor.

👴➡️Contribuir con la detección y control de los factores de riesgo de pérdida de funcionalidad física y psíquica del adulto mayor.

👴➡️Incentivar una mayor adherencia a las actividades del Programa de Salud del Adulto Mayor en establecimientos de APS.

👴➡️Promover en los establecimiento de APS una modalidad de trabajo integral con relación al adulto mayor, con participación de profesionales del área de atención médica, nutricional, asistencia social, de la familia y de las organizaciones de la propia comunidad.

👴Beneficiarios y beneficiarias del Fondo Nacional de Salud (Fonasa) mayores de 70 años.

👴Adultos mayores de 65 años que inicien o se encuentren en tratamiento antituberculoso y posterior al alta de tuberculosis.

👴Beneficiarios y beneficiarias del Subsistema de Seguridades y Oportunidades (Ingreso Ético Familiar) mayores de 65 años.

👴Adultos mayores de 60 años beneficiarios y beneficiarias del Hogar de Cristo, que son atendidos en los establecimientos de atención primaria del Sistema Nacional de Servicios de Salud (SNSS).

✅Estar inscrito o inscrita en el consultorio correspondiente a su domicilio.

✅Tener los controles de salud al día: examen de medicina preventiva del Programa del Adulto Mayor (EMPAM), y control de salud cardiovascular.

✅Tener las vacunas al día.

CREMA AÑOS DORADOS

Alimento Alimento instantáneo elaborado en base a cereales, leguminosas y fortificado con vitaminas/minerales.

➡️Formato: 1 kilo.

➡️Variedades: Arvejas, lentejas, espárragos y verduras.

BEBIDA LACTEA PARA EL ADULTO MAYOR
CEREAL

Producto en polvo con base en leche y cereales, fortificada con vitaminas y minerales, reducida en lactosa, baja en grasa total y en sodio.

➡️Formato: 1 kilo.

El retiro de productos se realiza de forma mensual.

El PACAM es parte de un conjunto de actividades de apoyo alimentario nutricional de carácter preventivo y de recuperación, que distribuye alimentos fortificados con micronutrientes a los adultos mayores, en los establecimientos de Atención Primaria del Sistema Nacional de Servicios de Salud. A su vez, es un componente integral del Programa de Salud del Adulto Mayor y se vincula con otras actividades de medicina preventiva y curativa, como la promoción del envejecimiento saludable y el mantenimiento y mejoramiento de la funcionalidad física y síquica.

De este modo se convierte en un instrumento de las acciones de protección de la salud, más allá del ámbito estrictamente nutricional.

Beneficiarios de FONASA (Ley Nº18.469) o que, siendo beneficiarios del Programa de Reparación y Atención Integral de Salud, PRAIS, pertenezcan a ISAPRE; de acuerdo a los siguientes grupos:

De 70 años y más.

Entre 60 y 69 años que se encuentren o hayan terminado en este rango etario, tratamiento antituberculoso.

Entre 60 y 69 años, que se encuentren en Establecimientos de Larga Estadía del Adulto Mayor (ELEAM) que cuenten con la autorización de la SEREMI de Salud correspondiente.

Entre 65 y 69 años que pertenezcan o hayan pertenecido en este rango etario al Subsistema Chile Solidario o Seguridades y Oportunidades -Ingreso Ético Familiar.

Entre 65 y 69 años que, de acuerdo al Examen Anual de Medicina Preventiva del Adulto Mayor (EMPAM), estén clasificados como Autovalentes con Riesgo, Riesgo de Dependencia o Dependientes. Una vez ingresados al PACAM, no existe condición de egreso del mismo, independientemente del criterio de ingreso.

Estar inscrito en un establecimiento de APS.

Tener control de salud al día.

Tener sus vacunas al día según esquema y campaña ministerial vigente. Si el beneficiario ha rechazado alguna o todas sus vacunas, se deberá confirmar que haya completado el flujograma establecido en la normativa del Programa Nacional de Inmunizaciones (consejería y rechazo informado correspondiente).

Los alimentos entregados por el PACAN, en cantidad de un kilo mensual, son:

Crema Años Dorados: producto en polvo para preparar una crema instantánea con base en cereales y legumbres; es baja en sodio, libre de colesterol y está fortificada con vitaminas A, B, C, E, D y ácido fólico (que fortalece el sistema inmune, la cicatrización, mantiene o mejora las funciones cognitivas, mejora el ánimo y aporta antioxidantes). Contiene calcio, zinc, fierro, fósforo y magnesio (para evitar la anemia, osteoporosis e infecciones).

 

Bebida láctea Años Dorados: producto en polvo para preparar una bebida láctea instantánea. Está elaborada en base a leche y cereales, fortificada con vitaminas y minerales, y es reducida en lactosa. Para hacerla más saludable, se ha reducido en el contenido de grasa y sodio, y está fortificada con vitaminas B12 y C, calcio y ácido fólico. Su consumo es diario, y puede ser ingerida sola o con agregado de cereales (avena, harina tostada y otros que indique un profesional de la salud).

A pesar que existe un horario de entrega estipulado por las bases y que debe respetarse, una vez que se supera el límite establecido, su recepción queda a criterio de la persona encargada, sujeto a la coordinación con el equipo UPA y ejecutivos de Cenabast.

Por instrucción de Ministerio de Salud, la comunicación y coordinación en torno a los productos del PNAC-PACAM debe realizarse a través del respectivo Seremi de Salud, quienes realizarán el contacto directo con el ejecutivo Cenabast.

Las entregas son realizadas por los operadores logísticos contratados directamente por los proveedores, quienes deben asumir la responsabilidad completa en la entrega del producto ante cualquier inconveniente.

En primera instancia, se debe confirmar que la SEREMI no haya modificado la programación de entregas para el mes en curso.

 

En caso de haber recibido una cantidad mayor a lo solicitado, debe recibir la suma de productos correspondiente, devolver lo restante al proveedor e indicar esta situación en la guía de despacho.

 

En caso de recibir una cantidad menor a lo programado, se solicita recepcionar e indicar esta situación en guía de despacho. De igual forma, deberá informar a la Seremi de Salud respectiva para que efectúe el reclamo formal a Cenabast, quienes revisarán el caso con el proveedor.

Las bases indican que esa unidad debe ser rechazada y consignar esta observación en la guía de despacho. Posterior a ello, debe informar a su Seremi de Salud para que informe de dicha situación a Cenabast, quienes gestionarán la reposición de entrega con el proveedor.

Es responsabilidad de cada establecimiento definir el lugar de despacho. De acuerdo a las bases vigentes, no se especifica cuál sería el lugar físico de entrega en el establecimiento, motivo por el cual el transportista no está obligado a descargar los bultos dentro de la bodega de productos alimentarios. Sin embargo, con disponibilidad de ambas partes, (transportista y encargado de bodega de productos alimentarios) se puede definir el lugar físico de descarga.

En general, lo anterior ocurre por contingencias en la operación logística, de la evaluación de calidad del proveedor y/o deterioro del lugar de almacenamiento.